¿Cómo es la estructura esquelética de un hurón?

Todo para hurones Todo para hurones: cuidados, salud, trucos, recetas, cuanto valen y mucho mas

 

El esqueleto de todos los mamíferos es básicamente el mismo, de manera que si se estudia uno, se tiene una idea general de cómo funciona el del resto.

A mí me fascina el esqueleto de los mustélidos por su fortaleza y funcionalidad. Este esqueleto ha sido espléndidamente adaptado para el hábitat en donde ha evolucionado cada una de estas pequeñas bestias, y presenta ligeras variaciones a través de los mustélidos; en otras palabras, el esqueleto de todos los mustélidos es básicamente el mismo.

El esqueleto humano está compuesto por un promedio de 204 huesos, de 196 a 214, dependiendo de en que etapa de su vida se encuentre; de jóvenes tenemos mas huesos ya que al crecer varios de éstos se fusionan en uno solo.

Si se buscan con atención las diferencias que hay entre el esqueleto de un hurón y el resto de los mamíferos, lo primero que llamara nuestra atención será que sus vértebras son proporcionalmente más largas. Esto también se aplica a las vértebras del cuello. En contraste, los huesos de las patas son proporcionalmente más cortas.

El cráneo de los hurones es enorme en proporción al cuerpo; para darles un ejemplo de su proporción realicemos el siguiente ejercicio: Imaginen primero que aplastamos la parte superior de nuestro cráneo de modo que este quede a la altura del arco ciliar (justo en la línea que marcan nuestras cejas), después jalen la nariz y la quijada al frente unos 20 centímetros, de modo que no sea posible ver nada que quede por debajo de la nariz. Ahora jalemos la parte posterior del cráneo (la nuca) unos 30 centímetros hacia atrás y estrechémosla un poco al final. Ya tienen el equivalente humano a lo que seria la proporción de un cráneo de hurón respecto al cuerpo, ahora busquen un sombrero que les ajuste.

En el grupo de las comadrejas (en donde se incluyen los hurones, turones y minks) la articulación de la mandíbula se ubica a medio camino entre la línea inferior del cráneo. Y la cresta de la cima del cráneo (cresta sagital) y la de la parte posterior del cráneo (cresta occipital) están extremadamente desarrolladas. Esto demuestra que la presión en la mordedura es muy poderosa en este grupo, talvez la más potente, peso por peso, de todos los carnívoros.

La mandíbula inferior es muy parecida entre ellos, y las diferencias en tamaño pueden usarse para diferenciar las especies, pero el dimorfismo sexual puede llegar a confundir los veredictos.

El cráneo es muy similar al del resto de los mustélidos, pero su relación evolutiva es muy lejana, y entre más grande es la especie, más pequeño es el cráneo en proporción al cuerpo y la articulación de la mandíbula se encontrará mas cerca de la parte posterior de la cabeza. Por eso en los tejones, el cráneo es relativamente amplio y la mandíbula comienza cerca del hueco que alberga la salida del cordón espinal (el foramen mágnum).

El cráneo es largo y plano por buenas razones:

Primero, esto le da una poderosa fuerza a la mandíbula, una de las más fuertes entre los mamíferos, lo que resulta muy útil a la hora de matar animales muchas veces más grandes que ellos, animales para nada indefensos que de un mordisco podrían partir un lápiz a la mitad (¡hey! imagínense a un castor gigante, un poco mas alto que ustedes enfurecido, chasqueando los dientes y con incisivos de mas de 20 cm filosos como navajas); segundo, porque convierte al cuerpo en una línea aerodinámica, la que resulta muy eficiente para correr a través de una serie de túneles sin el inconveniente de irse golpeando la cabeza y para girar sobre sí mismo a una velocidad impresionante. Lo que también coloca a los dientes justo al frente de todo.

La finalidad de que cada vértebra sea un poco mas larga de lo común (además del cráneo alargado) es que el cuerpo se vuelve proporcionalmente mas largo. Acorten el largo de los huesos en las patas y tienen ante ustedes al hurón, un ser adaptado para correr dentro de estrechos túneles y capaz de matar dentro de ellos con una eficiencia pasmosa.

Imaginen a un dachshund (el popular perro salchicha) tratando de cazar a otro perro igual dentro de una madriguera; sus patas delanteras tropezarían constantemente con las patas traseras de su presa… pero si le dotamos de un cuello mas largo, entonces podrá llevar la cabeza lo bastante adelante como para poder desnucar a su victima. Recorten esas orejas y añadan un par se saquitos llenos de una sustancia apestosa a su trasero y tendrán una buena parodia de un perro disfrazado de hurón.

La columna vertebral del hurón es larga y flexible, en la justa medida para mantener la flexibilidad sin perder la fuerza. Los músculos de la espalda son capaces de liberar gran cantidad de energía, y aun cuando los hurones no aparenten ser particularmente fuertes, tienen la habilidad de alcanzar velocidades impresionantes (una vez un mink paso corriendo sobre mi pie y subió a un árbol, yo solo alcance a ver un machón color marrón y solo pude identificar al animalito cuando un par de horas después asomo la cabeza desde su madriguera).

Esa espalda flexible le facilita cambiar bruscamente la dirección mientras corre, acarrear pesadas cargas (2 o 3 veces su peso corporal) y girar sobre sí mismo dentro de las madrigueras y sobre las ramas de los árboles. También es útil para amortiguar las caídas y para saltar. La mayoría de los mustélidos pueden saltar una distancia de 2 a 4 veces el largo de su cuerpo, y en ocasiones hasta más. Si los humanos pudieran hacer algo comparable estaríamos hablando de saltos de entre 3 a 7.5 metros, lo que nos convertiría a todos en estrellas del salto de longitud en las olimpiadas. Mucha de la potencia para estos saltos nace de los músculos de la espalda y la disposición de la columna vertebral. Filtros para Betta

En los huesos que componen el hombro de un hurón, la clavícula es solo una pequeña osificación (que no siempre se presenta) rodeada de un músculo que ocupa el lugar donde debería encontrarse toda la clavícula, pero los huesos del brazo (escápula, humero, radio y ulna) se encuentran en la misma disposición los del resto de los mamíferos.

Sin embargo, el codo tiene una extensión en un extremo que le da a los brazos fuerza para cavar. Los huesos de las muñecas (carpos); los huesos de las manos (metacarpos) y los huesos de los dedos (falanges) son muy parecidos a los nuestros, excepto por la 3er falange que tiene una extensión para apoyar las garras.

Hasta donde sé, todos los miembros de la familia de los mustélidos poseen 5 dígitos tanto en los miembros anteriores como en los posteriores, pero los hurones tienen mas huesos sesamoideos entre los carpos y los metacarpos que nosotros, los huesos sesamoideos son unos huesos cúbicos y pequeñitos que se encuentran entre los huesos de los dedos y no permiten que la articulación gire en el ángulo contrario (si no tuviésemos rótula, un hueso sesamoideo, podríamos arrodillarnos doblando la articulación hacia atrás, como hacen las gallinas).

Gordi, el visón de Anahy conviviendo con un hurón

La mayoría de nosotros tenemos 1 o 2 huesos sesamoideos en los pulgares, pero los hurones tienen 2 para cada dedo. ¡Ah! Imaginen que podría hacer un hurón con los pulgares de un humano…

Los huesos de las piernas, el fémur la tibia y la fíbula son muy similares en los humanos y hurones, solo el hueso del tobillo es un poco distinto en los hurones, para incrementar la habilidad de saltar. Los huesos de los pies son iguales a los de las manos. En casi todos los mustélidos los miembros son cortos y poderosos. El más representativo es el tejon que puede cavar muy, pero muy rápido. Los miembros cortos les permiten acceder fácilmente a las cuevas, pero también les brindan fuerza para cavar, correr o saltar. El resultado: son los animales más fuertes del planeta, peso por peso.

Debido en parte al ángulo y la posición de los músculos, aun siendo criaturas tan pequeñas desarrollan mucha fuerza. Esto los hace buenos para cavar y trepar, por no mencionar los saltos. Las patas cortas les ayuda a absorber los impactos de las caídas, agregamos a esto su fuerte y flexible columna vertebral les da la capacidad de caer de alturas de 5 a 10 veces la longitud de su cuerpo sin salir lastimados (imagínese saltando desde el 3er o 4º piso de un edificio y salir ileso de la experiencia) esto les puede dar una idea de lo que estos pequeños pueden saltar.

La pelvis (compuesta de 2 huesos coxales y 1 sacro) es similar a la de otros carnívoros; la pelvis en los humanos es distinta debido a nuestra postura bípeda, además de ser más ancha con la finalidad de permitir el paso del cráneo de nuestros infantes al dar a luz.

Los huesos de la espalda y el pecho son muy similares al del resto de los carnívoros, excepto en la longitud de las vértebras. Las vértebras en el ser humano están modificadas para nuestra posición erecta y las vértebras de nuestro cuello son mucho más cortas en comparación.

Ambos, humanos y hurones contamos con 7 vértebras cervicales (lo mismo que las jirafas), por lo tanto, la longitud del cuello esta determinada por la longitud de cada vértebra y no por su cantidad. Los hurones tienen 15 vértebras torácicas, por ende 30 costillas (aunque algunos ejemplares presentan 14 con 28 costillas), los humanos tenemos 12 vértebras torácicas. El esternón esta compuesto por 8 huesos, en el humano son solo 1 o 2; los hurones tienen 5 o 6 vértebras lumbares nosotros solo 5; 3 vértebras sacras contra las 5 que tenemos los humanos y ¡ah! Aunque no tenemos cola si tenemos 3-4 vértebras caudales contra las 18 que posee un hurón.

Y finalmente llegamos a los huesos de la mandíbula y cabeza. En el hurón la quijada no se fusiona al centro justo como la quijada de las serpientes y contraria a la de nosotros los humanos.

El resto de los huesos del cráneo son muy parecidos a los nuestros, excepto por un par de huesos que en los humanos si se fusionan. Pero el lugar en donde la quijada articula con el cráneo es distinto en los hurones y tienen también un huesito oculto en el oído medio llamado bulla timpánica, el cual protege el oído y mejora la calidad del sonido.

Ahora conocemos varias coincidencias existentes entre el esqueleto de hurones y humanos (a pesar del tamaño) estas coincidencias sobrepasa en buen numero las presentes en otros mamíferos (excluyendo a los que vuelan o nadan) y son precisamente estas coincidencias las que muchas veces pueden confundirnos.

Por darles un ejemplo les diré que los huesos de las patas traseras de los osos son muy similares a los de las piernas de los seres humanos, tanto que hasta la policía se equivoca. Una vez, estando en California, el departamento de policía local me pidió ayuda para determinar el sexo y origen étnico de un fémur humano ¡que en realidad resulto provenir de un oso negro!.

Clemente, de Aldo

VIEW MORE

Original content at https://todohurones.comcomo-es-la-estructura-esqueletica-de-un-huron
All rights are reserved for the original content (link in the upper line) author's
Acording with the Digital Millennium Copyright Act (“DMCA”), Pub. L. 105-304 If you believe that your copyrighted work is being infringed, notify our team at the email [email protected]

Top 20